algoritmo google

Haz «Google Thinking» y olvídate de algoritmos

|

En un mercado dominado por un solo buscador, Google, solo hay una cosa que podamos hacer, y es seguir las directrices que nos marcan de la mejor manera posible.

Suena muy mal, pero los que llevamos mucho tiempo en esto hemos visto como los márgenes se reducen más y más, y las instrucciones de como trabajar una web para que sea amigable para Google son más claras, por lo que la opción para satisfacer a Google tanto ahora como en el futuro es desvelar el trasfondo de su filosofía y convertirnos en lo que quiere nos con convirtamos, en horario laboral y si queremos llegar lejos en el buscador.

algoritmo google

Hacer «Google thinking» no es más que ponerse en los ojos de Google a la hora de planificar y ejecutar nuestro trabajo, olvidándonos de algoritmos, checklist, manuales y noticias de última hora, y estando en línea con lo que esperan de Internet y del resultado de sus productos, como puede ser Google Search, es decir, posicionamiento web en Google.

Las armas de Google cada vez se desplegan más en este sentido, siempre he dicho que en sus oficinas hay gente mucho más lista de lo normal vigilando y penalizando lo que está mal hecho con algoritmos como el reciente Penguin 3.0, así que ¿Por qué enfrentarnos a ello?

Igualmente cada vez se oye más el tema «hacer SEO sin pensar en SEO», y es un poco lo que quiere Google, que no solo haya una ventaja por parte de los profesionales, sino solamente habrá ventaja en quien trabaje pensando en Google, así que si te animas a hacer Google Thinking, aquí están las 3 pautas generales para gustarle al buscador.

1- Naturalidad

¿Como haría las cosas alguien que no quiere forzar resultados? Muchos profesionales llevamos tanto tiempo forzando buenos resultados que en vez de hacer las cosas naturales pensamos directamente en como hacer que algo técnicamente perfecto parezca natural.
Igualmente hay muchos amateurs y particulares con su propia web que buscan buenos resultados, sin darse cuenta que están destruyendo algo original y espontáneo, tal como le gusta al buscador.

Lo natural es que no todas las páginas tengan un 100% de SEO score o que haya enlaces follow salientes.

2- Originalidad

Si algo está hecho con cariño y aporta un valor real, se verá reflejado y recompensado por los usuarios, y Google tendrá las orejas abiertas para oir el ruido que se genera.
Ya no estamos hablando de «hacer contenidos sin copiar», sino hacer cosas diferentes y creativas que sorprendan al usuario, Google quiere que el usuario de sus productos disfrute con su experiencia, y quiere hacerlo mediante nosotros.

Aporta algo nuevo a la biblioteca de Google, innova por él, o caeras en el saco de los libros mediocres.

3- Técnicamente correcto

Finalmente estamos tratando con robots, y si le facilitamos la vida a esos robots hará que entiendan mejor y más rápido, lo que de nuevo repercute en ampliar las posibilidades de ofrecer una experiencia positiva al usuario.
Trabajar nuestra web mínimamente conforme a las directrices de Google siempre que tengamos oportunidad será beneficioso, dichas directrices con públicas y las herramientas de Google cada informan más y hace que sea más fácil aplicarlas.

En resumen, como cualquier negocio, lo que quieren ofrecer con sus herramientas es una experiencia positiva y repetible, como cualquier negocio, pues en la calidad del producto está la continuidad del cliente, y ya sea con Google Search tal como lo conocemos ahora, con las Google Glasses, o con lo que sea que venga, el usuario general siempre recompensará las cosas interesantes y naturales, que son las métricas que más interesan para demostrar la salud del servicio, y por las que Google siempre va a trabajar.

Personalmente tengo páginas y blogs propios con resultados que ya quisieran muchos clientes, solamente haciendo las cosas de forma natural, normal, y aplicando lo mínimo técnicamente, pero no tengo objetivos comerciales, por lo que he podido esperar lo necesario, y es esto, el tiempo en que tardan los resultados, lo que obliga a las agencias y profesionales a hacer coches de carreras cuando Google quiere utilitarios.

Y es que, con tal cuota de mercado solo nos queda ser chicos buenos que saben hacer cosas conforme le gusten a Google, aunque siempre habrá pequeños huequitos por donde colarse.

 

Comparte este artículo:

Comentarios (2)

Alberto López

Alberto López

Gracias Jordi!

Jordi Hernández

Jordi Hernández

Enhorabuena por el post, una reflexión muy interesante!

Envíanos tu comentario: