Claves del Storytelling y cómo aplicarlo

¿Qué es el storytelling? ¿Cuáles son sus características? Descubre el arte de contar historias y cómo aplicarlo en las comunicaciones de tu marca. Nuestra compañera de Contenidos, Inés Escario, nos lo cuenta en el siguiente vídeo:

 

Ahora voy a contar una historia…

Si quieres llamar la atención de tu público o de tus lectores, no hay mejores palabras mágicas que estas: Dejad que cuente algo que me pasó a mí…

Como recoge Carlos Salas en su libro ‘Storytelling: la escritura mágica’, cada vez que escuchamos una historia, en nuestro cerebro suceden muchas cosas. De hecho, nuestro organismo empieza a segregar varios neurotransmisores, como la serotonina, responsable de la empatía y “pegamento social”, y la dopamina, que nos despierta la atención y una curiosidad que se resuelve cuando conocemos el final de la historia. 

Además, en este proceso intervienen también las neuronas espejo, aquellas que se activan cuando ejecutamos una acción o cuando vemos a alguien realizarla. Según el citado autor, “surge una actividad neuronal por la cual nuestro cerebro reproduce la misma actividad que la persona que nos cuenta una historia”. 

Solo hay que recordar la tensión que podemos llegar a sentir en el cine o cuando el acto reflejo nos hace protegernos esa parte del cuerpo donde el protagonista de nuestra novela está siendo torturado.

¿Qué es el Storytelling?

Es el arte de contar historias. Pero, va un poco más allá, ya que también se caracteriza por:

  • Crear una conexión emocional.
  • Ser capaz de transmitir sentimientos y valores, más allá de un simple mensaje.

Algunas características del Storytelling

Y contar historias es algo que hace como nadie la filóloga y escritora zaragozana Irene Vallejo, que dice lo siguiente en su delicado ‘Manifiesto por la lectura’:

“Nadie puede decir cuándo o dónde se contó el primer cuento. Seguramente fue en las cavernas, mientras contemplábamos la luz danzante de una hoguera. Las tribus primero, luego los poblados, después las ciudades y los imperios crearon su propia genealogía de historias. Las culturas orientales fueron las más antiguas en ponerlas por escrito, y así las narraciones iniciaron su vuelo a través de la geografía y de los siglos. Los cuentos anónimos, que hablan por todos, han sido grandes viajeros. Quien sabe una buena historia quiere que alguien más la oiga, necesita compartirla enseguida. «¿Sabes la historia del niño sin sombra? ¿Conoces el cuento de los amantes y el fantasma? Érase una vez…» Y todos, intrigados, prestan atención”.

¿Has conseguido trasladarte con estas palabras? 

Apuesto a que sí, porque la autora narra de una forma:

  • Efectiva pero simple, nada enrevesada. Podemos seguirla perfectamente. 
  • Que despierta nuestra curiosidad. ¿Sabes la historia del niño sin sombra? A diferencia de Caperucita y el lobo o Blancanieves, yo no lo conozco, así que capta toda mi atención. De hecho, te recomiendo que huyas de los lugares comunes cuando estás contando una historia.
  • Llena de empatía. Apela al lector, lo involucra. No es lo mismo narrar así, que de una forma más fría y teórica, como en este extracto extraído de la Wikipedia: “Los trovadores fueron músicos y poetas medievales, que componían sus obras y las interpretaban, o las hacían interpretar a juglares o ministriles”.

Cómo usarlo para hablar de ti o de tu marca

Por eso, las marcas hace tiempo que utilizan el poder de las historias. Aquí, siempre solemos recordar algunos buenos anuncios de Coca-Cola, Ikea o Desigual. Pero tú también puedes contar una buena historia en tu estrategia de Copywriting y Contenidos sin tener un gran equipo creativo detrás. Porque todos tenemos la nuestra. ¿Cómo contarla?

1. A través del cómo has llegado hasta aquí

En una conferencia, si te sientes cómodo o cómoda, no dudes en contar tu historia y cómo has llegado hasta allí. Seguro que es una de las pocas cosas que retiene tu audiencia entre un mar de charlas.

2. Con un “objeto mágico”

También puedes contar tu historia a través de un objeto, lo que se conoce como el objeto mágico. Esa varita que acompaña siempre a Harry Potter o el Anillo Único creado por Tolkien. Puede que tengas un objeto que te facilite la difícil tarea de contar tu historia.

3. Detrás de tu marca también hay una historia

Finalmente, recuerda que la historia la construyen las personas. Y quizás pienses que no hay nada que contar detrás de los orígenes hace treinta años de la empresa familiar que ahora diriges. Pero solo tendrás que indagar para conocer algunos de los detalles que sustentan la parte más humana de todo negocio.

Y para otro capítulo quedan otras claves del Storytelling como la secuencia del relato, el conflicto o El viaje del Héroe, porque, de momento, tenemos que decir: ¡Colorín colorado, este cuento se ha acabado!

¡Compártelo!

Inés Escario

Redactora de contenidos en Wanatop y periodista en prensa. Gran parte de su día a día transcurre entre las teclas de un ordenador, eso sí, siempre que puede lo cambia por una cámara y muchas ganas de recorrer el mundo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Agencia de marketing digital especializada en estrategia, captación de tráfico y crecimiento de cuentas.

¿Quieres escalar con tu negocio digital?

Contacta con nosotros

Solicita una llamada, cuéntanos tu proyecto y recibe una propuesta
profesional a medida rápidamente.