Cómo evitar el Efecto Homer Simpson

Cómo evitar el Efecto Homer Simpson

|

Recuerdo un capítulo de la famosa serie Los Simpsons en la que Homer realizaba una sitio web en el que nadie sabía qué ofrecía exactamente, y en la que aparecían una serie de elementos sin sentido como gif animados, varios sonidos de fondo estridentes…

Pues bien, estando en el año 2015 todavía me encuentro con sitios web de este calibre donde no sabemos qué es lo que nos están ofreciendo, donde se mezclan banners publicitarios con gran cantidad de imágenes y colores llamativos por todas partes que tan solo crean confusión. Incluso con los contadores de visitas que veíamos en el año 2000…

 

Jakob Nielsen, el gran Rey de la Usabilidad, nos indica en su octava regla heurística que “la interfaz no debe contener información que no sea relevante o se utilice raramente, pues cada unidad adicional de información en un diálogo compite con las unidades relevantes de la información y disminuye su visibilidad relativa.”

Para cumplir esta regla tan solo tenemos que evitar llenar la página con multitud de objetos que dispersen la atención del  usuario y termine por no saber que tiene que hacer. Tenemos que ser conscientes de que un sitio web sin un objetivo claro, hará que por ejemplo, una campaña de Google AdWords fracase estrepitosamente, al igual que lo haría si no se respondían a estas cinco preguntas.

El diseño web ha de ser limpio y claro,pensado en el usuario y enfocado a que se cumpla el objetivo del sitio web.

¿Todo el mundo sabe cuál es el objetivo de su sitio web?

Cuando algunos clientes les preguntamos qué objetivo tiene su sitio web suelen decir: vender mucho…y que me conozcan…y que se suscriban a mi newsletter…y que me sigan en redes sociales…y que se descarguen un pdf con mis productos…y que vengan a verme a mi tienda…

Realmente esto no puede ser. Un sitio web tiene que tener un objetivo claro y definido ya que el resto de acciones de marketing online como SEO, SEM o Social media han de buscar el camino para cumplirlo.

Esto no quiere decir que un sitio web sólo queramos conseguir ventas. De hecho si pensáramos de este modo estaríamos equivocados, ya que hoy en día, para vender por internet es imprescindible pasar por varias fases del llamado embudo de compra.

Por ello debemos de ser capaces de cumplir unos objetivos previos (o micro conversiones) antes de llegar a la venta. Lo que no debemos es de caer en el error de intentar cumplirlos todos en la misma página.

¿Cómo definir los objetivos de mi sitio web?

Antes de comenzar un proyecto web hay que dedicar un tiempo para establecer los objetivos que va a cumplir. Hoy en día un sitio web no es una tarjeta de presentación o un mero catálgo online, sino que va mucho más allá.

Tampoco se trata solo de querer más ventas, sino que tenemos a nuestra disposición una serie de pasos que nos llevarán a conseguir clientes y no solo ventas.

Cuando vayas a definir tus objetivos la pregunta que debes responder es: ¿por qué existe (existirá) mi web?

Son muchos los objetivos que puedes perseguir, pero hay que conocerlos para conseguirlos y sobre todo saber cuál es la razón última de tu sitio web.

Los objetivos pueden ser una cascada de objetivos y subir por la cascada nos ayudará a centrar los esfuerzos en los más productivos y beneficiosos para la empresa.

Así pues para priorizar los objetivos bastará con hacer una lista, que nos dará la base para  ver  cada uno  de  ellos. Realizando esta lista de objetivos podremos ver claramente qué llamada a la acción deberá estar en cada página para cumplir dicho objetivo: descargar un ebook, formulario de contacto, seguirnos en redes sociales…

Por ello en una página como por ejemplo un en una landing, el visitante no debería de poder tomar otra decisión que no sea la principal, no debe ser distraído por ninguna otra cosa. O dicho de otro modo, no se debería de crear la web de Homer Simpson.

Tipo de conversiones

  • Conversión: la acción que ha de realizar el usuario y que va a repercutir directamente en nuestra cuenta de resultados.
  • Micro-step conversión: paso que se da a lo largo del camino de la conversión, como añadir al carrito o enviar un formulario.
  • Micro indicador conversión: indicador de interés en  una futura conversión, como bajarse un ebook o una interacción social.

Una vez que tenemos claros cuáles son las conversiones que debemos buscar ya podremos estructurar nuestro sitio web y articular las acciones para conseguir cada una de las conversiones, siendo claro, precisos y concisos en cada una de las páginas que componen nuestro sitio web.

Ten en cuenta todo esto antes de lanzar tus campañas porque el rendimiento de ellas será siempre muy inferior al potencial de tu web.

Si te ha parecido interesante el post, ¡compártelo en tus redes sociales!

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: